Comisión Inmobiliaria Nuevo Código

Conozca el comunicado oficial de la Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba.

Respecto a numerosas consultas de inquilinos en función a gastos que podrían corresponderles o no, tanto para alquilar como para renovar un contrato de locación, motivados muchos de ellos por información distorsionada que circula en algunos medios, que sugieren que el inquilino a partir de la vigencia del nuevo Código no debería abonar los honorarios a la inmobiliaria, entre otras cosas, queremos hacer hincapié en los siguientes artículos de nuevo Código.

Art. 958. Libertad de contratación: las partes son libres para celebrar un contrato y determinar su contenido, dentro de los límites impuestos por la ley, el orden público, la moral y las buenas costumbres.

Art. 1350. Comisión: el corredor tiene derecho a la comisión estipulada si el negocio se celebra como resultado de su intervención. Si no hay estipulación, tiene derecho a la del uso en el lugar de celebración del contrato o en su defecto, en el lugar en que principalmente realiza su cometido. A falta de todas ellas la fija el juez.

Tengamos en cuenta:

1- En la locación regulada desde el art. 1187 a 1226, el articulado es derecho dispositivo y supletorio salvo en lo referido a plazo mínimo legal, disposiciones del 1196 y la novedad de la continuación de la locación.

2- El inquilino que llama a una inmobiliaria para que le muestre departamentos está aceptando su intermediación y por ende los honorarios de ley, que además está escrita y aceptada en el texto de la reserva.

3- El inquilino es libre de contratar directamente con un propietario que así lo desee, pero no puede acceder sin costo al inmueble de quien ha elegido a un corredor.

4- La relación contractual del propietario con el corredor es ajena al inquilino.

5- Las obligaciones referidas a la protección del consumidor, como el deber de información que pesa sobre el corredor, debe ser fielmente observado como en todas las profesiones.

6- No se configura ejercicio abusivo alguno dado que el inquilino está optando por contratar un servicio profesional, que tiene su regulación legal específica en Arts. 1345 a 1355 inclusive del Nuevo Código, amén de la Ley Provincial.

7- El impuesto de sellos es un tributo y no un gasto de corretaje y su recibo de pago es propiamente el sello del banco.

8- La certificación de firmas es un requisito usual en la locación, que no lo cobra la inmobiliaria sino que el locatario cumple eligiendo el profesional de su agrado.

Fuente: Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba - CaCIC. Dean Funes 154, 3° piso, oficinas 33 y 34 (Galería Mitre) www.cacic.com.ar, Córdoba, Córdoba, Argentina